LIPOSUCCIÓN/LIPOESCULTURA

(CIRUGÍA DE CONTORNO CORPORAL)

Duración aproximada: Depende de las áreas a tratar (2 a 4 horas).
Tipo de Cirugía: De corta estancia.
Anestesia: General, bloqueo epidural, o sedación.
Internamiento: 1 día de hospitalización.
Recuperación postoperatoria: Retiro de drenajes a los 3 días, retiro de puntos a los 10 días, podrá retomar sus actividades normales a las 2 semanas, y al mes podrá hacer ejercicio nuevamente.
Resultado final: 3 meses.
Cicatrices: Poco visibles de menos de 1 cm. en sitios ocultos que dependen de las áreas a tratar.
Aditamentos especiales: Faja especial para liposucción durante un mes.

¿Soy candidata (o) para una Lipoescultura?

El aumento de peso, vida sedentaria, embarazos, factores hereditarios, influencias hormonales, y la edad, favorecen la formación de “llantitas” o depósitos excesivos de grasa, y celulitis en diversas partes del cuerpo. Para mejorar el contorno corporal y eliminar los depósitos de grasa que no responden a dietas y ejercicio, esta indicada la liposucción o lipoescultura, que es el procedimiento estético más realizado en adultos de ambos sexos. Permite corregir irregularidades, o eliminar remanentes de grasa por liposucciones previas, y mejora superficies afectadas con celulitis. No debe considerarse como un procedimiento para tratar la obesidad, que por si misma contraindica esta cirugía. Los mejores resultados se obtienen en pacientes saludables que se encuentran en su peso ideal, con un tipo de piel firme, elástica y no redundante, y con expectativas de resultados realistas.

¿Cuáles son los objetivos de una Lipoescultura?

Modelar la figura en conjunto, dejar o colocar grasa en sitios dónde debe haber volumen y retirar en forma permanente los depósitos de grasa que genéticamente se distribuyen conforme al sexo, en sitios como, la papada, el abdomen, la cintura, las caderas, la espalda, los brazos, los muslos etc. que no responden a dieta o ejercicio.

¿En qué consiste la cirugía de Lipoescultura?

Los sitios a tratar y la cantidad de grasa por extraer dependerán de la edad, el grosor del tejido graso, de la complexión corporal y de los límites que establezca el anestesiólogo de sangrado permisible. La liposucción consisten en eliminar grasa mediante la aspiración o succión con cánulas finas, que se introducen en el tejido celular subcutáneo, en un plano superficial a los músculos, a través de orificios en la piel de 6 mm. Primero se infiltran las áreas por tratar, con grandes volúmenes de solución con xilocaína y adrenalina para facilitar la extracción y disminuir al mínimo el sangrado. Existen 2 modalidades para sacar la grasa; la liposucción “mecánica o convencional”, hace la aspiración de grasa con cánulas y un sistema de succión negativa. La liposucción ultrasónica, es más costosa que la mecánica, porque utiliza un equipo de alta tecnología, que genera ondas a gran velocidad en la punta de las cánulas, que derriten por calor los adipositos. Las ventajas son que permite extraer mayores volúmenes de grasa con menor sangrado, y en menor tiempo, no lesiona vasos sanguíneos ni linfáticos, y el calor que produce genera fibrosis que facilita la adherencia de la piel a su nuevo contorno.

¿Dónde quedarán las cicatrices?

Las cicatrices que son de 3 a 4mm quedan ocultas en pliegues naturales de la piel y se tornan imperceptibles con el tiempo.

¿Cómo mejorar los resultados?

En algunos casos deben considerarse otros procedimientos adicionales como: abdominoplastia, implantes mamarios, levantamiento de mamas, implantes glúteos, etc.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Se puede realizar con un bloqueo epidural y sedación en la mayoría de los casos. En casos especiales puede hacerse una liposucción de áreas limitadas, con sedación y anestesia local.

¿Cuáles son los riesgos y como prevenirlos?

Los riesgos potenciales son: sangrado que puede requerir transfusión, formación de un acumulo de sangre bajo la piel (Hematoma) que se previenen con el uso de drenajes, y respetando limites permisibles de sangrado; infección de tejidos blandos que se previene con el uso de antibióticos, reacciones eventuales a la anestesia, seromas que ameriten drenaje por punción, irregularidades que se resuelven con masajes, pigmentación y alteraciones transitorias de la sensibilidad.

¿Cómo mantener los resultados a largo plazo?

La grasa extraída con liposucción es definitiva, pero las células grasas que quedan, pueden aumentar de tamaño si hay excesos alimenticios, y puede ser necesaria una nueva liposucción. Es necesario cambiar algunos hábitos de vida para tener resultados más duraderos, como son, mejorar la nutrición, vigilar el equilibrio hormonal, disminuir el consumo de alcohol, tabaco, estrés y hacer ejercicio.