REDUCCIÓN Y LEVANTAMIENTO DE BUSTO

(MASTOPEXIA)

Duración aproximada: 3 horas.
Tipo de Cirugía: Cirugía de corta estancia.
Anestesia: General.
Internamiento: 1 día .
Recuperación postoperatoria: Retiro de drenajes a los 3 días, retiro de puntos a los 10 días. Podrá retomar sus actividades normales a las 2 semanas.
Resultado final: 3 meses.
Cicatrices: Poco visibles, alrededor de las areolas, y una cicatriz vertical que termina en los surcos mamarios en forma de J
Aditamentos especiales: Brasier especial para cirugía de busto.

¿Soy candidata (o) para una Cirugía de Reducción o Levantamiento Mamario?

El tamaño desproporcionado de las mamas por factores hereditarios, hormonales o sobrepeso (hipertrofia mamaria, gigantomastia), la apariencia poco atractiva de las mamas caídas por una pérdida de la tonicidad de la piel, la rotura de los ligamentos y la involución de las glándulas mamarias después del embarazo, la lactancia, y el envejecimiento (ptosis mamaria), la asimetría mamaria congénita, así como las secuelas o insatisfacción por un mal resultado quirúrgico previo, son indicaciones absolutas para hacer una cirugía de reducción y/o levantamiento de mamas (pexia mamaria). No se recomienda la realización de una cirugía mamaria, cuándo existen antecedentes de enfermedades o infecciones crónicas del tejido mamario (mastitis crónica), o en casos en los que no se encuentra paridad satisfecha, ya que puede verse comprometida en cierto grado la lactancia, por la sección del tejido mamario.

¿Cuáles son los objetivos de esta cirugía?

En el caso de tener mamas muy grandes: disminuir el tamaño, mejorar su forma y simetría. Atenuar los síntomas que acompañan este exceso de volumen mamario como : dolor en la espalda, hombros y cuello, dermatitis en los surcos mamarios, estrías etc. Mejorar la realización de actividades que antes se le dificultaban como el ejercicio, y disminuir la probabilidad de desarrollar cáncer mamario. En el caso de tener mamas caídas (ptosis): levantar las mamas con o sin el uso de implantes mamarios. Y en ambos casos obtener un resultado natural que deje las mamas en una posición y con una forma y volumen que en conjunto le den mayor armonía y belleza a su figura, buscando siempre la exacta proporción entre las partes de su cuerpo.

¿En qué consiste la cirugía de Reducción o Levantamiento Mamario?

Existen numerosas técnicas quirúrgicas para hacer este tipo de cirugía, y en su caso la selección de la técnica ideal dependerá de factores individuales como son: el tamaño, la forma y simetría de sus mamas, del grado de ptosis o caída de las mismas, del tamaño de sus pezones, de su peso, estatura, y de las condiciones de las estructuras anatómicas subyacentes que tenga, grosor de la piel, etc. La cirugía de reducción mamaria consiste en resecar piel y tejido mamario y posteriormente, se levantan y conifícan las mamas. Los complejos areola, pezón se dejan en una posición adecuada conservando su vascularidad, y sólo en casos especiales en los que la reducción o la pexia fueron muy grandes, los pezones se quitan y se recolocan como injertos.

¿Dónde quedarán las cicatrices?

En la circunferencia de los pezones con una cicatriz vertical de aproximadamente 8 cm. que va del pezón al surco mamario, y que puede extenderse lateralmente en forma de J. En casos de un levantamiento limitado, se dejan únicamente cicatrices alrededor del pezón.

¿Cómo mejorar los resultados?

Pueden recomendarse algunos procedimientos adicionales como: liposucción de las axilas, de la espalda, brazos. Levantamiento con implantes mamarios de silicón en el caso de mamas caídas y con poco volumen. En combinación con una cirugía de abdomen (abdominoplastia) y liposucción.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La cirugía de reducción y pexia mamarias, se realizan con anestesia general, y requieren de internamiento mínimo de 24 horas. En casos en los que clínicamente se encuentre alguna tumoración o antecedente patológico puede ser necesario un estudio de mamografía.

¿Cuáles son los riesgos y como prevenirlos?

Los riesgos potenciales a considerar en una reducción mamaria son: reacciones eventuales a la anestesia general, formación de acumulo de sangre bajo la piel (Hematoma), infecciones que se previenen con la administración de antibióticos. Existe una mayor o menor probabilidad de que se presente, perdida parcial de la sensibilidad de las mamas y de la posibilidad de lactación, cicatrización patológica excesiva, asimetrías, sufrimiento de los pezones, sobre-reducción o reducción insuficiente del tejido mamario etc.

¿Cómo mantener los resultados a largo plazo?

Los resultados de esta cirugía pueden ser de larga duración, pero no son definitivos porque con el paso del tiempo las glándulas mamarias tenderán a caer nuevamente por gravedad. Después de este tipo de cirugía será necesario darle seguimiento a sus controles anuales ginecológicos, ya que no se considera un tratamiento preventivo para el cáncer de mama.